29/10/16

✨✨Defectos de Nancy Colección✨✨

Es una lástima tener que hacer una entrada hablando de los defectos de estas muñecas, pero tampoco es posible obviarlos. Recientemente, con los trajes de Grandes Diseñadores y el vestido de VMB (que tienen telas de color negro), se ha podido apreciar que destiñen sobre el cuerpo de nuestras muñecas de Colección. 


Lo peor del caso es que el problema no se encuentra en las telas, sino en el material de fabricación que permite la absorción del color... conclusión, no se pueden quedar vestidas de negro por tiempos prolongados y mucho menos si hay altas temperaturas de ambiente.


Por mucho que avisen no deja de ser vergonzoso que, tratándose de "Muñecas de Colección", pensadas para gente adulta que las va a guardar expuestas en vitrinas o similares y que no son precisamente baratas, estén fabricadas con materiales de dudosa calidad. Así que me he puesto a investigar sobre el tema y esto es lo que he encontrado


Según propias palabras de José de la Gándara (el que fuera consejero delegado de Famosa de 2008 a 2015): "Fabricar una Nancy en China cuesta 10 dólares, aquí costaría el triple, entre 30 y 35 dólares. Ahora mismo es imposible volver. El coste de la mano de obra en China, de un operario normal, está en 1,3 dólares por hora; ese mismo coste en España está entre 15 y 20 dólares. En un producto que necesita tanta mano de obra, sería imposible"... No haré comentarios al respecto porque entraría en un debate sobre las condiciones de estos trabajadores (en cualquier sector de la fabricación de estos países) y no es el lugar.


Así que entiendo que para tener una Nancy fabricada con materiales de primera calidad, en nuestro territorio y con mano de obra española (es decir, una Nancy sin defectos -ni explotación-), tendríamos que pagar no el doble sino el triple por ella, unos 150€. 


Teniendo en cuenta los problemas financieros que sufre la empresa (que, según lo publicado, registró unas pérdidas consolidadas de 30,8 millones de euros en su último ejercicio, cerrado el 31 de agosto de 2015) no parece muy probable que su fabricación vuelva a nuestro país ni que se produzcan mejoras sustanciales en la misma. Así que tendremos que conformarnos y pensar que, si algun@s las llaman "niñas" en lugar de muñecas, es porque tienen una pequeña vida en manos de sus propietarios, y que -como las personas- sus defectos pueden convertirse en signos de identidad y carácter propios que las conviertan en únicas. 


Yo no quiero personas perfectas, idénticas entre sí... el mundo sería un lugar tremendamente aburrido, de la misma forma tampoco quiero muñecas perfectas (eso sí, me sigue pareciendo ridículo que no puedan vestir de negro porque se tiñen o que tengan un ojo más grande que otro o una pierna más corta o que vengan precintadas con arañazos o zapatos rotos o que les falte cabello por zonas, etc)... 


Gusfraba (palabra de origen esquimal que se traduce como calma), seamos positivos, porque no queda otra. Además, los materiales de las antiguas Nancys tampoco eran perfectos,  sino las piernas de las conocidas como "pie de Lesly" no habrían encogido...


los cuerpos de las articuladas no se hubieran rajado, los brazos de vinilo no habrían endurecido,  las piernas flexibles no se habrían deshecho, las caras o brazos no habrían palidecido y un largo etcétera... 


Vale, son signos del paso del tiempo que deja sus huellas también en nuestras muñecas mientras que estas vienen defectuosas de fábrica, pero, si hay algo que tengamos en común todos los seres que habitamos este planeta es que aunque vengamos con nuestros defectos queremos que nos quieran y nos traten bien... pues las muñecas no iban a ser distintas ;)


Como me niego a escribir un post solo para quejarme, aprovechare para hablar de las evoluciones que han sufrido las Nancys desde los 70 hasta ahora. Las antiguas y fabricadas en Onil se caracterizaban fundamentalmente por sus iris de margarita, pestañas negras largas, tobillos gordos y la costura del cabello más separada entre sí (los brazos duros o el marcado con solo Famosa en la nuca son defectos de fabricación, no diferencias).


Algunas fueron articuladas pero lo normal eran troncos no giratorios. 


En los años 80 los ojos cambian al conocido como iris moderno, las pestañas se acortan y aclaran y los tobillos se afinan, también aparecen pecas y los característicos rabillos del ojo. 


Además aparecen algunas con piernas flexibles y vienen los "mecanismos" que se prolongan hasta los años 90... 


Giran al ritmo de la música 


(algunas con cuerda y otras con pilas)


Hablan 



Cambian de color (con calor en pelo, agua en maquillaje, sol en piel...)


Por último, aparecen nuestras Nancys de Colección entrando en el siglo XXI, las de Quirón destacan por la calidad de sus vestidos y accesorios. Con su salida al mercado much@s recuperamos nuestra afición por esta divina muñeca y hemos vuelto a sentirnos un poco niñ@s al tenerlas de nuevo en nuestras manos. 


Por todo esto, sean bienvenidas y que cumplamos muchos más años junt@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario