7/11/16

✨✨Reparando Nancys (Extreme Makeover)✨✨

Una Nancy jugada ha "vivido" y cumplido su función, en una caja (para mí) no deja de ser un adorno. Pues bien, dedico la entrada de hoy a esas Nancys jugadas y vividas a las que el inexorable paso del tiempo ha robado su esplendor pero, si quieren sus dueñas, pueden recuperar. Como diría Mae West: "Nunca eres demasiado vieja para hacerte más joven".




1º- OJOS. Creo que en la anterior entrada ya dí todas las pautas de restauración que conozco, solo cabría añadir el apartado de las PESTAÑAS. Es bastante fácil encontrarlas deterioradas en muñecas antiguas y este detalle arruina por completo una buena restauración si no se deja perfecto. La única solución es sustituirlas, aunque solo estén estropeadas en un ojo recomiendo cambiar ambos porque casi siempre se notan después las diferencias entre uno y otro (o bien las pestañas nuevas no tienen el mismo grosor, o largura, o color...).


El primer paso es quitar las antiguas (si tiene), para ello lo mejor es retirar el iris como vimos anteriormente y tirar de ellas (con unas pinzas de depilar por ejemplo), sacarlas de una vez con el pegamento correspondiente que las une. En contadas ocasiones, al abrir el ojo, podéis descubrir que las pestañas originales estaban metidas hacia atrás y el problema se arregla volviendo a tirar de ellas hacia delante y poniéndoles una gotita de superglue para fijarlas. Pero normalmente nuestro trabajo consistirá en sustitución


Lo mejor es ponerle unas pestañas nuevas de otra muñeca (no tiene que ser Nancy necesariamente), también se pueden encontrar tiras de pestañas a la venta para tales menesteres, pero si lo vuestro es una restauración aislada no os compensa el gasto. Otra opción es utilizar pestañas postizas de mujer, recortándolas debidamente tanto a lo largo como a lo ancho para que encajen en la ranura correspondiente (pero para mí esta es la peor opción), una vez colocadas solo quedaría añadir una gotita de superglue para fijarlas de forma permanente y recolocar el iris.



2º- CABELLO. En la anterior entrada también hablamos de la mayoría de problemas y soluciones al respecto. Faltaría por comentar el tema de la reparación... he visto practicar numerosos tratamientos a un pelo estropeado, con cantidad de productos capilares "humanos" y, exceptuando excepciones, los "antes y después" de los mismos son bastante decepcionantes. 



Un champú normal para lavarlo (o incluso lavavajillas) y, posteriormente, aplicar suavizante para la ropa puede ayudar a desenredar y mejorarlo bastante (sobre todo si se deja actuar un día o dos, depende de lo estropeado que esté). El primer paso es impregnar bien todo el pelo con el producto y a continuación peinarlo y desenredarlo, dividiéndolo en secciones y empezando por las puntas. 


Tras dejarlo reposar unas horas (o días) con el suavizante, meter el pelo unos segundos en agua muy caliente, volver a peinar e introducir de nuevo en agua muy caliente unos 15 segundos más e inmediatamente aclarar con agua fría (teniendo cuidado que el pelo quede peinado hacia abajo durante el proceso de aclarado para sellar la forma, peinar de nuevo y dejar secar al aire, nunca con secador), esto se hace para alisar posibles ondas causadas por recogidos prolongados. 



Si, una vez seco, en el cabello persiste alguna onda se puede intentar planchar con muchísimo cuidado, para lo cual habría que envolver ambas planchas en papel, pegarlas con celo y que así no toquen directamente el cabello de la Nancy. Calentar la plancha a la temperatura más baja, una vez lista proceder a planchar en pasadas muy rápidas y seguidas, con mucho cuidado de no quemar la muñeca ni su pelo. Con esto se consigue un alisado casi perfecto. Si por el contrario preferís rizárselo, existen otras sencillas opciones. 



Usando rulos o bigudíes (cuánto más fino el grosor más definido quedará el rizo) en el pelo de la muñeca (envolver previamente las puntas con cuadraditos de papel de aluminio para protegerlas), poner agua a hervir en un cazo y reservar también agua fría en un bol (además se le pueden añadir cubitos de hielo), cuando el agua rompe a hervir se retira del fuego y pasado un minuto o dos sumergimos en ella el pelo de nuestra muñeca con sus rulos correspondientes, dejamos 2 o 3 minutos el pelo bajo el agua y acto seguido sacamos y sumergimos en el bol de agua fría donde lo dejamos reposar otros 4 o 5 minutos, luego la dejamos secar al aire libre hasta el día siguiente. Una vez seco el pelo retiramos los rulos y peinamos con un peine especial para cabello rizado (podemos añadir crema para definirlos, de forma opcional).



Cuando el cabello de nuestra Nancy parece un estropajo y ningún tratamiento funciona, solo hay tres soluciones: tratar de camuflarlo con un recogido, cortar las puntas dañadas o directamente volver a implantar.




3º- MAQUILLAJE. Especialmente en el caso de las muñecas antiguas articuladas, se puede producir una migración del color, debido a la reacción de la composición de este vinilo expuesto a la luz solar. Dando como resultado algo parecido a esto:





















Hay dos formas de solucionar este problema, la más económica es el teñido. Para ello solo necesitamos tinte para ropa de color granate o rojo.




Se siguen las instrucciones de uso y se pone a hervir disuelto en agua (a ser posible con menos cantidad de la que pide, para que quede más concentrado el color). Una vez haya roto a hervir se procede a sumergir los brazos o cabeza (sin ojos) de la muñeca en el interior, sujetándolas con algún utensilio (por ej. unas pinzas de parrilla por dentro de los orificios) para evitar que toquen el fondo y el teñido no sea uniforme. Esperamos un minuto, sacamos y aclaramos con agua para ver el resultado, si queremos más color... volvemos a repetir hasta que estemos satisfech@s. Tres cosas a tener en cuenta:

-No se puede utilizar este proceso con partes tratadas previamente con Peroxiben o similares, porque en esas zonas aparecerían manchas que echarían a perder nuestra muñeca.




-Muy importante!!!, si vais a teñir una pelirroja o una morena no hay problema, pero si la muñeca es rubia y queréis que siga así debéis envolverle muy bien el pelo en papel film y que no quede nada fuera. Os va a resultar difícil que no se le manche o que no se note la marca del tinte entre la cara y las raices del cabello... Definitivamente para rubias es mejor no usar esta opción.


*Problemas. Si en caso de que no hayáis seguido mis consejos os habéis pasado con el tinte y la muñeca esta más enrojecida de lo deseado no desesperéis, tiene solución. Podéis sumergirla en lejía unos días y volverá a perder color ;)


-Este proceso cambia si se trata de teñir una muñeca de blanca a negra, para el color del tinte precisaríamos uno marrón, habría que despiezar la Nancy, quitarle los ojos (puedes aprovechar el agua hirviendo antes de disolver el tinte para ablandar la goma y sacarlos). Como el recipiente para una muñeca entera debe ser el doble de grande, hay que usar dos sobres de tinte en lugar de uno y disolverlos bien. La cabeza yo recomiendo sumergirla con una pinza introducida por el orificio del cuello como en el caso anterior y que no llegue a tocar el fondo, dos minutos y sacar, oscurece más al secarse pero en cualquier caso podéis volver a sumergirla otro minuto y ver si os gusta más el resultado. Da igual el color de cabello original de la muñeca que acabará negro con el tinte. En algunos casos puede quedar un negro un tanto zafio y se puede corregir después empleando un tinte para cabello que le dejará un aspecto más bonito y brillante (recordar ponerle abundante crema hidratante cerca de las raices del pelo para que no absorva color y/o envolver muy muy bien la cara y cuello de vuestra muñeca para que ni un milímetro de su piel reciba daños al aplicarlo, en caso de que se manche seguramente podréis limpiarlo con quitaesmalte de uñas). Una vez conseguido el tono, lavar con agua y colocar los ojos antes de que se enfríe (poneros unos guantes de lana para no quemaros) y dejar reposar de pie sobre el cuello de manera que su cara no tropiece con nada para que no se deforme al enfriarse. Con los brazos repetir el mismo proceso y comprobar cuando los lavéis con agua que tengan el mismo tono que la cabeza. El torso y las piernas van a tardar más en teñirse para lo cual basta con introducirlas en la olla y quedarán flotando, para que se sumerjan por completo habría que colocar peso encima. Unas seis horas puede tardar porque cuesta bastante teñir el cuerpo, así que podéis ir mirando cómo va el proceso. En caso de que no hayáis conseguido un color suficientemente oscuro podéis dejar las piezas sumergidas en el tinte frío el tiempo que haga falta (que pueden ser varios días), no os preocupéis que al final se consigue. Si os pierde algo de maquillaje en el proceso, reparar con pintura Decoart (deberían pagar por tanta publicidad jaja) o acrílica. Al final tendréis una mulatita o una negra por el precio de una rubia de comunión por ejemplo.



Segunda opción y la más aconsejable para devolverle color a nuestras pálidas setenteras... pintura Americana Decoart (y, como no nos pagan por decir la marca, también podéis encontrar otras pinturas acrílicas en el mercado que mezcladas con crema hidratante -para extenderlas correctamente- surten el mismo efecto, preguntar en tiendas y os asesorarán -elegir un tono rosa subidito para la cara porque al secar aclara un poco-). Poner poca cantidad en la yema del dedo y extender por la cara de vuestra Nancy con movimientos circulares (como si le estuvierais dando un autobronceador) para que no queden pegotes. 



(A esta pobrecita le jugaron una mala pasada, como a la prota de Guerra de novias)






En zonas complicadas como la nariz o las orejas podéis ayudaros con un bastoncito (poner muy poco producto, no me cansaré de repetirlo). Menos es más, así que es preferible repetir el proceso antes que pasarse la primera vez. Una vez aplicada la primera capa dejar secar un día con mucho cuidado de que nada pueda rozar la cara recién pintada y le provoque algún desperfecto (en este caso no pasa nada, solo habría que volver a retocarla -cuando la pintura no ha secado se va con agua y jabón, si está seca podéis utilizar aceite de linaza-). Si al día siguiente consideráis que le falta color, volver a ponerle una segunda capa y dejar secar de nuevo. Una vez seca (y bien seca, como si es necesario dejarla una semana sin tocar) la piel, procedemos a aplicar colorete, dos puntitos de pintura en cada mejilla bien extendidos quedarán de fábula (no os paséis y la dejéis como un payasito).  



Antes 
después






Para los labios usar un pincel fino y una vez más muy poca cantidad, mejor repetir que pasarse, terminarlos con una capa de barniz mate (disponible en todas las tiendas de manualidades). Las cejas para ser pintadas necesitarán pintura acrílica marrón, un pincel muy fino y mucha destreza. Cuando la carita este bien seca, si queréis conseguir un brillo de porcelana podéis aplicar glicerina bidestilada... pero si luego se parece a Tita Cervera yo no quiero saber nada.















Para mí, esta pelirroja es el ejemplo de una Nancy impecablemente restaurada.




Aún así he de decir que, en lo personal, jamás se me ocurriría quitarle el maquillaje de fábrica a una Nancy para "customizarla". Me parece que hay resultados que en apariencia mejoran el original, pero ni la resistencia ni el valor son los mismos. De hecho tengo algunas Nancys con pequeñas muescas en los labios y no se me ocurriría tocarlas. Ya os he dicho que algunos defectos los considero marcas de idéntidad, pequeñas cicatrices...

No hay cicatriz, por brutal que parezca, 
que no encierre belleza. 
Una historia puntual se cuenta en ella, 
algún dolor. Pero también su fin. 
Las cicatrices, pues, son  las costuras  
de la memoria, 
un remate imperfecto que nos sana
dañándonos. La forma
que el tiempo encuentra
de que nunca olvidemos las heridas.

Piedad Bonnett

Pero como para gustos los colores, seguimos con más pautas de restauración, que en muchos casos sí son necesarias.

4º- MUESCAS en cara o extremidades. Si hay algo que he aprendido adentrándome en este mundo de la reparación o restauración de Nancys es que todo tiene solución y nunca hay que tirar una Nancy por muy deteriorada que nos parezca. El caso más difícil sin duda es reparar muescas en la cara. 



Absolutamente complicado conseguir un resultado idéntico al original, sin embargo -si nos damos maña- al menos conseguiremos devolverle un aspecto mejorado por mucho que se note la "cirugía". Lo primero es elegir el producto indicado, existen varias opciones en el mercado.
















Masilla Ceys o Epoxi son las más recomendables. Sigue las instrucciones del fabricante para su uso, en el caso de la Epoxi viene la masilla o pegamento con el endurecedor, se trata de cortar una pequeñísima porción de cada uno (dependiendo de los huecos que haya que rellenar) y amasarlos juntos durante unos minutos hasta que quede una mezcla homogénea. Procede a rellenar con ella moldeándola (con tus dedos mojados en agua) hasta conseguir un efecto lo más natural posible (una vez tengas más o menos el resultado deseado puedes humedecer tus dedos nuevamente y acariciar la superficie con ellos tratando de corregir marcas de huellas por ejemplo). Deja que se endurezca del todo, unas 4 o 5 horas o hasta el día siguiente para estar segur@s. Con una lija muy suave (o lima de uñas) puedes difuminar la unión lo máximo posible y suavizar imperfecciones (ten cuidado y no te pases lijando). Una vez conseguida la forma solo queda unificar el color, para esto podéis usar Decoart en toda la superficie con color carne o mezclar pintura acrílica en tonos blanco y marrón (una pequeña nota de rojo mejora el tono considerablemente) hasta conseguir un color natural. Aplicarlo con la yema de los dedos en movimientos circulares para tener un efecto maquillaje difuminado, natural y sin pegotes. Si una capa no es suficiente, volver a probar una segunda al día siguiente. 



Esta misma técnica se emplea para añadir trozos o dedos completos a una mano (para que el dedo no se despegue habría que meterle un alfiler -calentado previamente- en el lugar donde falta, cortar el sobrante y moldear encima uno nuevo), talones agujereados o piernas sin rotulas (eso sí, las piezas añadidas no serán muy resistentes, así que tratarlas con cuidado). Tan sencillo como moldear, dejar secar, lijar y pintar. Tratándose del rostro no esperéis el milagro del siglo, pero desde luego será un cambio a mejor. 

5º- PIERNAS. Este es el apartado con más problemas y múltiples soluciones posibles. Creo que me está quedando una entrada larguísima ya, así que trataré de resumir al máximo. 



. Articulaciones flojas.... Solución: unas gomitas en la unión de la pierna con el tronco y listo.









. Rótulas con fisuras... Solución: soldar (más duradero) o pegar con un producto resistente.







. Piernas sin rótulas... Solución: moldear masilla para crear unas nuevas o utilizar rosca de botella de plástico en su lugar, soldándola a la pierna (si una vez introducida la articulación queda algo suelta, ya sabéis, gomitas).

. Piernas flexibles que no doblan y espuma deshecha... Solución: eliminar toda la espuma hasta dejar las piernas en esqueleto. 






Si se encuentran oxidadas, sumergir durante un día en limpiametales o coca-cola, etc... y una vez resuelto ese problema pasaremos a poner derechos los hierros, sujetando con una llave inglesa y enderezando con alicates hasta tenerlas lo más rectas posible. Lubricar las articulaciones hasta que doblen y desdoblen perfectamente (hacer rehabilitación con ellas el tiempo que haga falta para lograrlo). 



Forrar las piernas de nuevo con aislante de tuberías (medir la longitud entre la rótula -cortar en diagonal por ese lado- y el pie y cortar dos trozos iguales, hacer un corte recto de arriba a abajo -por la ranura que tiene marcada- para introducir los hierros y cubirlos con ella). 



Rebajar la zona del tobillo (y rodilla) con ayuda de un cúter. Cortar otros dos trozos y estirarlos para cubrir los pies, recortar sobrante, darles forma de nuevo con el cúter o una tijera y envolver en celofán. 



Esculpirlo hasta que encaje perfectamente en un zapatito de Nancy. Por último forrar con medias y pegarlas en la parte superior, antes de volver a montar las piezas de la rótula, para que queden bien sujetas. Hay gente que les gusta forrarlas enteras (antes de poner las medias) con cinta de carrocero, para que transparente un color piel -y también porque al apretar con ella consiguen darles forma sin necesidad de usar cúter-, eso es cosa vuestra.

6º- Nancys artículadas. Los problemas más comunes en este tipo de Nancys es que la tensión del muelle haya provocado que se rompa el plástico del interior del torso que hace tope con el cuello de la muñeca... el resultado es una Nancy sin cuello visible y en algunos casos con desgarros a lo largo del torso. 









Para solucionar esto lo mejor es soldar. Necesitareis un soldador eléctrico de punta fina, se enciende durante 15 segundos y se vuelve a apagar, entonces aplicamos pequeños toques sobre las fisuras soldándolas entre sí. Si faltasen trozos habría que o bien cortar plástico de otra muñeca similar en trocitos o, sino tenemos, pues plástico duro de una botella (no va a quedar igual de bien y este truco no sirve para zonas visibles, solo internas), los vamos derritiendo con la punta del soldador y aplicando a las zonas necesarias con la misma punta.

Si os da mucho miedo siquiera intentarlo, siempre podéis recurrir al pegamento Ceys para plásticos rígidos o Araldite.




Por último tenemos el problema del mecanismo interno. Se compone de 4 piezas: una cazoleta que va en el interior del cuello de la muñeca, un gancho que sobresale de ella, un tapón que se encaja en la entrepierna y un muelle que lo une con el gancho del cuello. 



Si nos faltase alguna de estas piezas o todas os daré trucos para arreglarlo sin que se note (a no ser que queráis comprarlas en plataformas de segunda mano, donde por menos de 20€ encontraréis el mecanismo completo o por piezas a unos 5€ c/u). En lugar de la cazoleta podéis introducir un corcho de botella (previamente rebajado en los bordes para que penetre mejor por el orificio del cuello) y enroscar en el un cáncamo cerrado que hará las veces de gancho. El muelle fácilmente podéis comprarlo en la ferretería y adaptarlo con ayuda de unos alicates para conseguir darle la largura necesaria y la forma en los extremos para que pueda engancharse. Lo más difícil será fabricar un nuevo tapón, pero como vimos anteriormente podemos moldearlo con masilla y antes de dejar secar introducir otro cáncamo en él para que el muelle pueda engancharse. Lo más importante para que esto funcione es que el muelle tenga la tensión justa y necesaria y no se pase lo más mínimo o nuestro invento acabará cediendo (lo mismo ocurriría con la soldadura). Por tanto, estirarlo unos milímetros e ir probando si precisa más longitud o no. Tampoco estiréis demasiado, es mejor quedarse cortos que pasarse y que el muelle pierda por completo su función de sujección (en caso de que os equivoquéis y hayáis estirado de más siempre podéis arreglarlo doblando los enganches del muelle para acortarlo o cortando un extremo con la nueva medida). 



Por último quedaría ensamblar todas las piezas. Colocáis el tapón en la entrepierna y engancháis un extremo del muelle en él, lo vais pasando por el interior del tronco con ayuda de una goma de pelo resistente, tiráis de la goma hasta que el otro extremo del muelle sobresalga del cuello y lo encajáis en el gancho o cáncamo. Cortáis la goma y listo.

Y hasta aquí podemos leer. Solo quedaría aprender a arreglar "mecanismos", pero -como diría Michael Ende-... "eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión".

10 comentarios:

  1. Encantada con todas tus indicaciones, me parecen muy útiles. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por ser la primera en enviarme un comentario!. Me alegro que te haya gustado, es información que he ido buscado a medida que la he necesitado saber y me pareció una buena idea recopilar por si a alguien más le sirve. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Canal 69. Me está siendo muy útil toda tu experiencia. Estoy intentando dejar como nueva a mi Nancy setentera. Y necesito tu ayuda. No encuentro la pintura Decoart que pones en la foto, que creo que es pintura para plantillas. Cuando busco por la red solo encuentro Decoart La Americana, y no sé si es lo mismo . Y por otro lado , has comprobado cómo queda el pelo con bigudíes grandes? Me gustaría solo uña ondas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, es la misma marca pero no la misma pintura, aún así se puede utilizar perfectamente tanto La Americana como cualquier otra acrílica, lo mejor es ir a una tienda de manualidades y consultar allí con qué marcas trabajan y cuál te puede ir mejor. No he probado a hacer ondas, pero los rulos de esponja suave creo que les van muy bien, además puedes elegir el grosor que más te convenza. Saludos ;)

      Eliminar
  3. Hola. Qué bien nos vienen estas experiencias para recuperar nuestras queridas muñecas. Gracias. Pero siempre hay dudas. No soy capaz de encontrar las pinturas de Decoart de la foto, y no sé si es lo mismo que Decoart La Americana. Y por otro lado tengo pendiente que hacer con el pelo, me gustaría rizarlo, pero Tengo una duda. Has probado como queda el pelo haciendo lo que cuentas pero con bigudíes o rulos gordos. Me gustaría un rizado ligero. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, efectivamente esas pinturas ya solo se pueden conseguir en plataformas de segunda mano, la americana sería la única opción de esa marca disponible en tiendas (aunque se pueden utilizar otras pinturas acrílicas). Personalmente voy a probar una que se llama Model Color de Vallejo, que al parecer da muy buenos resultados. Por otro lado, los bigudíes más estrechos que encontré son de 6mm, marca Efalock y los vende Amazon a muy buen precio. Espero que te sirva la información, un saludo ;)

      Eliminar
  4. Hola!!, Gracias por tus consejos, este miércoles he recibido un Lucas con ese problema del cuello... No sé si me atreveré a coger el soldador... espero no destrozarlo. También me será útil lo de las masillas, ya que de chico me encontre junto a una hoguera una cabeza de Nancy Oriental y varías piezas con las pude montar un cuerpo entero de Nancy "Pata-Bollo"... aunque la cabeza tiene quemaduras en los labios y parte de la barbilla, me doi muchas horas de juego y le tengo un cariño especial, este mes he conseguido por esas paginas de venta o subastas un torso con sus brazos y un par de piernas de la Oriental y un culete que no funciona de la Feliz Cumpleaños, por lo que aunque no sea ella al 100 % al menos tendra un cuerpo de su color y con unas braguitas no se verá si lo es o no al 100 %. A ver si consigo disimular esas quemaduras. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente la soldadura es la forma más resistente y duradera para este tipo de problemas, aunque los pegamentos de la marca Ceys a mí me han dado muy buenos resultados. Seguro que las dejarás fenomenal, además lo bueno es que para cada problema existe una solución y no hay nada como invertir unas horas en ellas para -además de devolverles lustre- encariñarse aún más si cabe. Un abrazo :)

      Eliminar
  5. Muchas gracias, las explicaciones son perfectas y me acabas de solucionar el problema del cuello de mi Nancy que tirando casi le he partido el cuello. Muchas gracias, ah me gustaría mucho saber si tienes al tutorial sobre mecanismos, me encantaría el mecanismo de Nancy peinados, Gracias y saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Matisa, me alegro que te sirviera la información ;) Aunque sí realicé una entrada sobre mecanismos, tengo que reconocer que son mi asignatura pendiente, lo único que logré encontrar fueron dibujos de los diseños originales de algunos de ellos, te dejo el enlace por si acaso: http://nancyscoleccion.blogspot.com.es/2017/08/famosa-mecanismos-y-curiosidades.html Un saludo y gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar